sábado, 28 de diciembre de 2013

Bohuslav Martinů; un concierto para violonchelo




La música expresa los sentimientos mejor que las  palabras: tal es el caso del músico checo Bohuslav Martino, quien vivió en varios países lejos de su patria. Su amor por su tierra natal siempre puesta  de manifiesto en su música, le da un toque de lirismo encantador a sus conciertos y sinfonías, semejante a Dovark.  Aunque cultivo el estilo neoclásico, a partir de los años 30, cuando se encontraba en París, siempre  está presente el elemento folklórico en su obra, a veces de manera  breve y soterrada esconde estos dulces recuerdos y añoranzas, creando un lenguaje muy original e inconfundible.
El presente concierto fue escrito en 1930 y revisado en dos ocasiones posteriores (1939- 1955). la versión final fue dedicada al violonchelista Pierre Fournier.

Francisco Rivero. Martinu. 2013.



Es una obra de gran vitalidad por sus cambios inesperados de tonalidad, melodías angulares y energía  sonora matizada con el brillo de las trompetas, directamente dirigida hacia el oyente. La chelista Michaela Fukacova lo interpreta de manera magistral con mucho ímpetu y pasión. Pasajes de bravura ponen en primer plano su técnica consumada. Músculos de acero y nervios de alto voltaje se requieren para esta obra. La música alcanza momentos de inspiración  que nos hace vibrar con ondas positivas. Muy recomendable como un sano antídoto, para esta temporada decembrina, cuando nos deprimimos un poco.
La versión en CD de Raphael Wallfish en Chandos, es bastante buena.



http://youtu.be/Ly7rxdMKoCA